Monday, December 11, 2017
Home > Informes > Ecuador empieza a trepar en el índice Fraser

Ecuador empieza a trepar en el índice Fraser

Ecuador empieza a trepar en el índice Fraser

Ecuador empieza a trepar en el índice Fraser

Redacción: MINERGÍA

Ecuador subió al puesto 76 del ranking de Compañías Mineras 2016, lo que significa una
mejora de 16 ubicaciones respecto al 2015. El sondeo es realizado todos los años por el
canadiense Instituto Fraser, uno de los tanques de pensamiento más prestigiosos del mundo y
que, entre otras áreas, elabora informes de carácter mundial sobre la actividad minera.
El resultado de este año, difundido en febrero, es positivo y marca una tendencia notable de
mejora desde el 2013, cuando el país se situó -penosamente- 105 de 112 jurisdicciones
analizadas. En el 2014 el índice ecuatoriano subió a 97, y para 2015 ya estaba en la posición 92.
Así, en tres años Ecuador ha escalado 29 posiciones.

El informe del Fraser Institute se basa en el resultado de una encuesta realizada a 350
ejecutivos y gerentes de las principales empresas del sector minero a nivel mundial, que
proporcionan información de los lugares donde se desarrolla la minería en todo el mundo.
Para la última edición, las consultas se hicieron entre el 30 de agosto y el 18 de noviembre del
año pasado.

La intención de Fraser, basado en Vancouver, Canadá, es evaluar la actividad en cada lugar y
así establecer un listado mundial de atracción para las inversiones. Para alcanzar dicha meta,
elabora un “Índice de Atracción de Inversión” para el sector en base a dos principales temas
del cuestionario: Las condiciones geológicas y las condiciones políticas de cada país o provincia
minera. Las condiciones geológicas tienen que ver exclusivamente con el potencial para una
rentable actividad minera en los yacimientos de cada lugar.

Mientras que para las condiciones políticas, la encuesta evalúa las opiniones que los gerentes y
ejecutivos tienen sobre el clima político, económico y de negocios en general, la política
gubernamental para el sector, el régimen tributario, barreras comerciales y fiscales, el sistema
jurídico, el marco regulatorio, la calidad de la infraestructura (carreteras, ferrocarriles, acceso a
la energía, etc.), las regulaciones ambientales, las posibilidades de desarrollo, la incertidumbre
en reclamos sobre las tierras, los acuerdos y conflictos laborales, la existencia de una base de
datos geológicos, entre otros aspectos.

Si bien Ecuador ha trepado 29 lugares desde el 2013 y ahora se ubica 76 a nivel mundial, el
contexto general de la minería es muy competitivo y el país se enfrenta a las grandes ligas de
países tradicionalmente mineros. Solo en América Latina Ecuador está por debajo de varios
países como Perú que ocupa el primer puesto de la región, en el 28, sigue Chile (39), Guyana
(45), México (50), Guayana Francesa (51), Brasil (61), Colombia (65) y Nicaragua (71).
Nuestro país solo supera a Bolivia (83), Guatemala (88), Honduras (89), Panamá (90), República
Dominicana (92), Uruguay (94) y Venezuela (102).

Según el sondeo Fraser, el destino número uno a nivel mundial para la inversión minera es la
provincia canadiense de Saskatchewan, seguida de la también canadiense Manitoba que, junto
a Western Australia, Nevada, Finlandia, Quebec, Arizona, Suecia, República de Irlanda y
Queensland conforman el top ten mundial.

No hay duda de que Ecuador ha mejorado significativamente su política minera y sus políticas
tributarias relacionadas en los últimos años. Para Candace MacGibbon, CEO de INV Metals,
empresa a cargo del proyecto Loma Larga, “los factores críticos para mejorar a futuro la
calificación son una política fiscal competitiva y simple, la estabilidad de las leyes mineras, y la
seguridad y protección de la inversión extranjera. Con otros cambios y enfoque en estos
factores es muy posible mejorar en los próximos años”.

MacGibbon agrega que “los inversionistas de las compañías mineras canadienses que trabajan
en Ecuador han realizado una evaluación del riesgo del país, y han determinado que pueden
obtener un retorno positivo en relación con el riesgo”. Y subraya que “será crucial para la
industria minera proporcionar proyectos de retorno muy altos para mejorar este ranking y el
riesgo asociado percibido”.

Rodrigo Izurieta, Presidente de la Cámara de Minería del Ecuador (CME), apunta al marco
regulatorio y a la seguridad jurídica como factores determinantes para atraer más inversión.
Izurieta estima que “no queda duda que los factores que más afectaban a Ecuador estaban
relacionados con el marco regulatorio. En ese sentido, la reforma legal de 2013 y los cambios
legales liderados por el ministro Córdova desde 2014, que incluyen seis cambios al marco legal
y varios a nivel de norma secundaria, han marcado una enorme diferencia. La moderación
tributaria y su predictibilidad son los más notables”.

Izurieta adiciona que “la industria minera requiere estabilidad y seguridad. Es necesario
consolidar los avances en norma secundarias elevándolos a nivel de ley. Adicionalmente,
quedan algunos problemas que requieren atención como la rigidez en las fases mineras y los
riesgos inusuales que ahora constan en el marco legal ambiental”.

El presidente de la CME va más allá y advierte que “la denuncia de los Tratados Bilaterales de
Protección de Inversiones es muy lamentable y esperamos que se corrija a la brevedad
posible”.

Santiago Bustamante Sáenz, de Lexim Abogados, destaca la mejora que Ecuador presenta en el
estudio Fraser. Subraya que “parecería que estar en el puesto 76, habiendo mejorado 29
puestos, no es algo significativo, pero lo es. Se ha mejorado mucho, tenemos una
institucionalidad minera fuerte, pero sin duda se puede mejorar mucho más. En solo dos años
desde la creación del Ministerio de Minería se han dado avances importantes, creo que hay
varios factores a destacar, principalmente el establecimiento de políticas mineras claras,
políticas de estado que han aportado seguridad a titulares mineros, a inversionistas y al propio
Estado. La creación del Ministerio de Minería fue sin duda un acierto, eso junto a una muy
destacable gestión de sus autoridades, principalmente el Ministro Córdova, han sido
elementos clave para que el Ecuador sea considerado una jurisdicción atractiva para los ojos
de la industria minera internacional.

Según Bustamante, “se ha hecho mucho en poco tiempo (tomando como punto de partida la
creación del Ministerio de Minería) pero evidentemente estamos en un proceso de ajustes y
aprendizaje. Se debe trabajar más en fortalecer la pequeña minería y minería artesanal para
tecnificarla y estimular su crecimiento. El control de la minería informal, seguridad jurídica, el

desarrollo y construcción de los proyectos estratégicos son, entre otros, elementos relevantes
para mejorar en la calificación”.

A inicios del 2018 se conocerá los resultados referentes a este año, y sabremos si Ecuador
logra mejorar su calificación.

Chile cede liderazgo, Perú lidera Latinoamérica

Llama la atención la sostenida caída que viene presentando el tradicional país minero Chile. El
año pasado el informe ya contenía malas noticias para ese país, debido a que en esa versión
salió del top ten de zonas más atractivas. Sin embargo, la última encuesta del 2016 dejó a Chile
en una más desmejorada posición. Es así como en el denominado índice de atracción de
inversión minera Chile ocupó el puesto número 39 de entre 104 zonas analizadas, lo que
representa una caída de 28 lugares en un año.

Para el sondeo de 2014, Chile ostentaba el noveno puesto entre las zonas con mayor atractivo
para la inversión minera, lo que ya representaba una disminución con respecto al cuarto lugar
de 2013.

En cambio Perú avanzó ocho lugares, al ocupar la posición 28. A su vez, superó a Chile y se
transformó en el mejor destino para invertir en minería en América Latina.
No solo en el índice general de atracción minera Chile perdió su liderazgo, sino que también en
el de percepción política, que mide los efectos de la política gubernamental sobre las actitudes
hacia la inversión en exploración.

El documento que explica los resultados de la encuesta destacó que Chile ya no es la
jurisdicción mejor ranqueada de la región en percepción política, después de ubicarse en el
puesto 35 para este indicador en 2016, frente al 26 del año anterior. Con ello, y considerando
sólo el factor político, el país fue superado por Guyana Francesa, que se posicionó en el
número 34. Los agentes encuestados indicaron que estaban cada vez más preocupados, en el
caso de Chile, por la incertidumbre sobre las áreas protegidas, el sistema legal del país y la
base de datos geológicos.