Buscar

Elecciones en Ecuador 2021: Minería

Compartir

La papeleta electoral está definida de frente a lo que será un año decisivo para el Ecuador. Por un lado, la elección de quien sería el próximo Presidente de la República. Y, por el otro, la necesidad de recuperar la economía nacional, impactada fuertemente por el azote de la pandemia del Covid-19. En todo este escenario, la industria minera deberá enfrentar varios particulares desafíos que podrían reconfigurar su importancia para los próximos años. Revista MINER- GÍA entrevistó a los candidatos a la Presidencia acerca de su visión sobre este sector.

Para la construcción del presente informe, MINERGÍA remitió seis preguntas, las mismas, para los 16 candidatos. Hasta el cierre de esta edición, Álvaro Noboa todavía no había recibido el ‘OK’ del Consejo Nacional Electoral (CNE) para terciar. El orden que se presenta las respuestas de los candidatos es de forma alfabética. A pesar del permanente pedido, a través de llamadas y mensajes de Whatsapp, y el compromiso de los candidatos por responder, no se pudo contar con todas las participaciones. Para suplir su falta de información, se realizó un breve resumen de lo que han expresado en varios medios de comunicación.

  1. La minería a gran escala, responsable, está en marcha, lo que genera millones de dólares en exportaciones, impuestos y regalías para el país. ¿Qué decisiones va a tomar en su Gobierno respecto a los proyectos que ya operan? O, en caso de que no decidiera impulsarlos, ¿qué alternativa concreta tiene para reemplazar todos estos beneficios en términos económicos, de empleo y sociales que se obtienen hoy?
  1. ¿Qué piensa usted sobre las consultas populares en contra de la minería? Y, si estas se hacen efectivas, ¿cómo va a enfrentar las posibles consecuencias a nivel internacional de que el Estado no haya brindado la seguridad jurídica para el desarrollo de las inversiones mineras?
  1. La minería ilegal, la que no es responsable, la que daña el ambiente, la que está muchas veces sostenida por bandas delincuenciales, se está saliendo de control en el país. ¿Qué trabajo va a hacer respecto a este difícil problema?
  1. Ecuador mantiene todavía bajo el suelo grandes reservas de minerales que pueden ser una enorme fuente de recursos para enfrentar la pobreza. ¿Dejarla bajo tierra o extraer esa riqueza? ¿Por qué?
  1. Cada año, más jóvenes se interesan en ser profesionales vinculados a la minería. Con minería, ¿cómo impulsaría su desarrollo? Sin minería, ¿qué opciones les daría?

PEDRO JOSÉ FREILE

MOVIMIENTO AMIGO

No más lobby de salón”

  1. El Estado no debería tener siquiera una empresa minera estatal; todas las concesiones mineras deben estar en manos de inversionistas calificados con experiencia y con capacidad de inver- sión. Los contratos que actualmente está ofreciendo el Ecuador pueden mejorarse en el sentido de convertirse en contratos de garantía de inversión.
  2. Por otro lado, el ‘lobby’ de salón de los gremios ha sido ineficaz para promover una minería sustentable en el largo plazo. Debemos exigir que tanto las comunidades como la industria encuentren la manera de sostenerse mutuamente, no en los salones del ‘lobby’ que hoy se impulsa, sin en las comunidades. Así, no querrán chantajear a la minera, ni esta haciendo ofrecimientos a través de los políticos que no se cumplen.
  3. Contamos con que se puedan desarrollar estos proyectos. Es indispensable abrir la cartera de productos del catastro minero y todas las opciones de desarrollo a gran escala para el país. No soy privatista ni extractivista, soy práctico. Es urgente atender la economía, no tiene por qué seguir siendo pobre, cuando de manera responsable se puede explotar los recursos que gracias a Dios tenemos en nuestro territorio.Las
  4. consultas populares son mecanismos jurídicos y democráticos que existen dentro de nuestro sistema, son parte de los riesgos del sistema, que, felizmente, permite, en el juego de la democracia, pensar y volver a decidir varias cosas de vez en cuando. Sin embargo, hoy la industria minera está amenazada. Pero creemos que la posibilidad de acercarse a la gente no está en tratar de convencerles de las virtudes de la industria minera, sino en acercarles las posibilidades económicas de los recursos que puede producir. Lo que falta es abrir un diálogo sobre la colaboración efectiva, no sobre qué posiciones deben vencer unas a otras. El espacio, en el marco legal, existe para ambas, lo que falta es la gestión política decidida de respaldar el progreso.
  5. Al terrorismo y a los crímenes de lesa humanidad hay que tratarles como lo que son, como crímenes de lesa humanidad, con todo el peso de la ley. Para nosotros, la minería ilegal es equivalente a cualquier crimen de este tipo.
  6. Extraer la riqueza de manera sustentable, respetuosa con el ambiente, utilizando la mejor tecnología, que, de tiempo en tiempo, va mejorando y nos permite acceder a esos recursos con mayor capacidad de proyección de reservas, pero, al mismo tiempo, con mayor posibilidad de cuidado con el ambiente. Quedarse simplemente a oscuras por desconocimiento de la tecnología es algo que, hoy por hoy, un país que quiere progresar, no puede permitirse.
  7. Tenemos reformas muy importantes para la Educación, en el Ecuador. Una es la generación de un sistema modificado de bachillerato general unificado, que dote de habilidades técnicas a los jóvenes, dependiendo de la jurisdicción territorial en donde están ubicados. Dentro de los emprendimientos mineros se pueden generar pequeños modos de fomento, que van a mejorar la relación de las empresas con la comunidad, a través de la selección de las personas más talentosa, para formarse en los polos de desarrollo principales de la industria minera fuera del Ecuador.

LUCIO GUTIÉRREZ

PSP 3

“Bajo tierra, si el mundo entrega su valor en dinero”

  1. Me comprometo a regular y racionalizar la actividad minera que se encuentra en ejecución; has- ta llegar a conformar verdaderas ciudades mineras, es decir, dotadas de toda la infraestructura que la sociedad moderna necesita para su desarrollo y no se repita lo ocurrido con el petróleo, que no benefició a las comunidades asentadas en los territorios de producción.
  2. Vamos a impulsar los proyectos en marcha, pero realizaremos una revisión y auditoría de los contratos y concesiones que estén en ejecución. Con esto se tomará las decisiones más adecuadas en beneficio de los intereses del país. En caso de que estos proyectos sean lesivos para el país, se renegociarán los mismos sobre la base del diálogo y cumpliendo con el marco legal pertinente.
  3. Respetaremos y apoyaremos la ejecución de todo tipo de consulta popular que se enmarque en los procedimientos constitucionales y legales establecidos. Como la decisión de no explotar los recursos mineros sería tomada por el soberano y no por el gobierno, se interpondrán las medidas de dialogo y mediación que lleven a las partes a un acuerdo de beneficio mutuo.
  4. Inicialmente, apoyar a la fuerza pública para la lucha contra estas bandas, encuadrada en las capacidades y atribuciones que la ley permita. Además, propiciar, a través de la Asamblea Nacional, las reformas a la Ley de Minería, que permitan combatir con mayor eficacia estas actividades ilegales.
  5. Dejaremos nuestra riqueza mineral bajo tierra con la condición de que el mundo nos entregue su valor equivalente en dinero y, así, no atentar contra el medioambiente y las fuentes de agua. Estos recursos serán administrados por un fideicomiso conformado por los mismos países aportantes; recursos que serán invertidos en el pago de las deudas social y ambiental. En el caso de que la comunidad internacional no asuma la responsabilidad de mantener los recurso mineros en el subsuelo, y no entregue los recursos a cambio de esta situación, la actividad minera en el país se desarrollará mediante su explotación técnica, racional, con el menor daño al medioambiente y, bajo la premisa de que los minerales son de los ecuatorianos y para los ecuatorianos.
  6. Los jóvenes tendrán oportunidad de intervenir profesionalmente en todos los proyectos mine- ros que estén en ejecución, para lo cual se obligará a las transnacionales ocupen este contingenTe. En caso de que no se desarrolle la actividad minera por cualquiera de las razones expuestas anteriormente, brindaremos y motivaremos nuevos campos de desarrollo profesional. Y se propiciarán acuerdos con países amigos en donde su potencial sea la actividad minera, para la inserción de los jóvenes ecuatorianos que opten por esta actividad.

XAVIER HERVAS

Hay que salir del modelo extractivista”

  1. El Ecuador debe ya iniciar un proceso serio, ordenado y firme de salida de un modelo extractivista hacia un modelo de desarrollo socio-económico que vaya acorde a la dinámica de nuestros territorios. La minería, actividad extractivista, debe ser altamente regulada, supervisada, controlada y restringida. Además de una absoluta transparencia en todos los procesos, no solo de la minería, sino de todos los servicios asociados (…). Solo se concederán concesiones mineras en territorios posibles, en donde la comunidad sea parte -como socia- de los proyectos. No a la minería en zonas intangibles, fuentes de agua, reservas naturales, parques nacionales, tierras protegidas.
  2. Estamos en un momento de precariedad económica y necesitaremos todos los recursos a nuestro alcance para atender múltiples necesidades sociales. Ahora bien, permitir la explo- tación de recursos naturales tiene que ir de la mano de un compromiso serio de cuidar el medioambiente. Necesitamos, insisto, depender menos de estas actividades y trabajar en el fortalecimiento de otros sectores como la construcción, el agro, el turismo, incluso la oportunidad de una economía verde con nuevas fuentes de ingresos producto de la generación de nuevas fuentes de energía.
  3. El extractivismo no es la única y válida alternativa para un desarrollo socio económico. Somos uno de los 17 países más mega diversos del planeta, tenemos una riqueza en nuestra biodiversidad que es mucho más valiosa y sostenible que las “riquezas” mineras.
  4. En principio, vale mencionar que las poblaciones en el Ecuador tienen derecho a la autodeter- minación sobre sus territorios, incluyendo su desarrollo económico y social. Considero clave ser muy cautos en el desarrollo de actividades mineras en nuestro país. No se pueden otorgar con- cesiones sin contar con las comunidades impactadas. Ellas deben ser parte del proceso desde el día uno, no solo como “beneficiarios”, sino como “socios” de los proyectos, en caso de que se decida ir por ellos. Nuestra Constitución y Leyes deben cumplirse. Si en el pasado no se las ha respetado, en nuestro gobierno sí.
  5. Insisto, no toda minería legal es “responsable”. Aunque claramente toda mineria ilegal es ilícita, irresponsable, y muchas veces es también criminal. Toda actividad ilegal debe ser impedida y, cuando se produzca, se deben iniciar de inmediato operativos de desalojo. Una adecuada coor- dinación entre policías, fiscales y jueces nos permitirá mantener a raya a estos delincuentes. De ser necesario, se solicitará la intervención de fuerzas militares, es especial en zonas de frontera.
  6. De preferencia, dejarla bajo tierra. Porque debemos apostarle a un modelo de desarrollo post extractivista, enfocado en las dinámicas propias de nuestros territorios, hacia un modelo de desarrollo socio económico sostenible, transformador y regenerativo.
  7. Sin minería las opciones son muchas y con actividades que generen cientos de miles y hasta millones de empleos: agricultura, agroindustria, bioeconomía, reforestación, restauración de tierras degradadas, economía circular, economía naranja, turismo sostenible, etc.

GUILLERMO LASSO

CREO 21

Respetaremos la consulta previa”

  1. La minería tiene el potencial de generar importantes recursos que permitan invertir en programas de bienestar social para todos los ecuatorianos, especialmente aquellos que menos tienen. En nuestro gobierno apoyaremos el desarrollo minero, siempre que este sea legal y responsable con el medioambiente. Adicionalmente, combatiremos la minería ilegal que es contaminan- te y destructora de nuestro medioambiente.
  2. Los proyectos que se encuentren en marcha y que respeten el medioambiente serán res- petados. Además, impulsaremos nuevos proyectos de este tipo, dentro del cuidado al medioambiente y respetando las cotas de protección de páramos.
  3. La explotación minera es una actividad que, realizada de manera técnica, produce un impacto mínimo en el medioambiente, a la vez que es generadora de grandes beneficios económicos que se pueden invertir en servicios sociales como salud y educación. Por eso es importante que todos los ecuatorianos, especialmente aquellos que se encuentran en zonas susceptibles de minería conozcan todos los beneficios que esta actividad puede significar para sus vidas. En lo referente a las consultas populares, estas son el mecanismo más directo para conocer la voluntad de los ecuatorianos. En el caso de la minería son un instrumento fundamental para conocer la opinión de quienes van a ser directamente impactados por los procesos mineros, por lo que, en nuestro gobierno, respetaremos la consulta previa.
  1. La minería ilegal supone un problema no solo ambiental sino también económico y social puesto que usualmente esta actividad es realizada por grupos que operan por medio de la intimidación y la violencia. En nuestro gobierno crearemos una policía especializada en minería para garantizar un combate frontal y efectivo contra la minería ilegal.
  2. El objetivo principal de nuestro gobierno será la creación de empleo y de oportunidades para todos los ecuatorianos, por eso apoyaremos e impulsaremos todos los proyectos mineros que generen beneficios económicos y sociales, pero sobre todo que sean respetuosos con el medioambiente.
  3. En nuestro gobierno eliminaremos la Senescyt para que las universidades sean libres y puedan ofertar las carreras que consideren pertinentes y el mercado demande. Nos enfocaremos en crear las condiciones para atraer inversiones, como la minería responsable, y generar empleos y oportunidades para todos los ecuatorianos.

XIMENA PEÑA

PAÍS 35

“El sector minero debe agregar valor”

  1. El desarrollo de los proyectos mineros puede aportar al crecimiento de nuestra economía. Pero un país como el nuestro, con abundantes recursos naturales no renovables, debe adoptar una estrategia de desarrollo orientada a su aprovechamiento racional y responsable, bajo altos estándares de responsabilidad ambiental y social. La estrategia debe orientarse hacia la industrialización del sector minero para la agregación de valor. La actividad minera entendida como una industria regulada, supervisada por la autoridad ambiental, fuerte, transparente y competente, ejecutada por empresas que incorporen altos estándares ambientales en sus procesos.
  2. En Ecuador queremos una minería responsable, en lo ambiental y social. Y también esquemas contractuales justos para el Estado y para las empresas mineras, control tributario, seguridad jurídica para las inversiones, pero sobre todo compromisos claros para lograr los menores impactos a la naturaleza y a las poblaciones. El desarrollo de la industria minera responsable debe ser un compromiso de Estado. Apoyaremos la actividad minera responsable y mantendremos vigilancia permanente, con profesionales altamente calificados y a prueba de corrupción, para procurar que la explotación minera respete el marco legal del país; con tecnología de punta para reducir los impactos ambientales, y estricta supervisión del cumplimiento de los derechos laborales de los trabajadores del sector minero.
  3. En nuestro gobierno vamos a escuchar a todos los sectores, a quienes están a favor y en contra de la minería. Analizaremos los estudios basados en evidencias científicas que enciendan las alertas sobre los impactos que generaría la explotación minera en fuentes de agua y ecosistemas frágiles. Evitaremos cualquier tipo de manipulación política, venga de donde venga. Nuestro gobierno asumirá con responsabilidad la decisión de las y los cuencanos respecto del ejercicio de la actividad minera en sus cantones.
  4. En nuestro gobierno nadie estará por encima de la Ley. Se exigirá a todos los actores de la actividad minera, artesanales, pequeños e industriales, el cumplimiento estricto de nuestro marco normativo, en lo ambiental, lo social y en seguridad laboral. No vamos a permitir ilegalidades, impulsaremos un marco anticorrupción para los sectores mineros y petroleros, y combatiremos cualquier intención de usar dinero ilegal o ilegítimo, o el ejercicio de cualquier actividad extractiva al margen de la ley.
  5. Vamos a aprovechar de manera sostenible y responsable nuestros recursos del subsuelo. Con el objetivo de lograr el ejercicio sostenible de la actividad minera, fortaleceremos las capacidades de los ministerios de Ambiente y Recursos Naturales No Renovables, para impulsar un proceso de evaluación de las concesiones mineras en fases tempranas de prospección. Las concesiones que han sido otorgadas violentando estas normas deben revertirse. Este proceso de evaluación y el levantamiento de un catastro minero integral, son una deuda del Estado con la conservación del agua y de nuestros valiosos recursos naturales renovables.
  6. Con minería o sin minería, todos los jóvenes ecuatorianos merecen oportunidades para el fortalecimiento de sus capacidades, por ello nuestro compromiso con la educación pública y de calidad. Nuestro gobierno recuperará la inversión en educación para todos los jóvenes e incentivará la formación de aquellos interesados en dedicar su profesión en el campo de los sectores estratégicos de la economía, porque necesitamos más y mejor talento humano para desarrollar una fuerte industria comprometida con el desarrollo nacional.

JUAN FERNANDO VELASCO

CONSTRUYE 25

Impulsaremos la minería a gran escala como política de Estado”

  1. Minería responsable, con procesos transparentes y prácticas de cuidado ambiental estrictas. El Ecuador necesita aprovechar sus recursos naturales para generar ingresos que podamos invertir en educación, salud, seguridad, etc.
  2. La minería a gran escala es a la que debemos propender como país pues es la más responsable ambientalmente, la que no genera violencia ni trabajo infantil y además paga impuestos. La impulsaremos como política de Estado.
  3. Las consultas deben presentar evidencia para la que la ciudadanía tome decisiones responsables y con claridad acerca de las consecuencias de las mismas.
  4. Combatirla como cualquier otra actividad ilícita que genera perjuicio a la sociedad.
  5. Extraerla, siempre y cuando la Constitución lo permita, con los procesos más cuidadosos con el ambiente y obteniendo las mejores condiciones económicas para el Estado ecuatoriano.
  6. Incorporando carreras especializadas en minería bajo una visión responsable con el planeta. Nuestro país es megadiverso y rico en recursos naturales, como pocos. Debemos formar profesionales que sepan conjugar ambas premisas en la construcción de un modelo de minería respetuoso del medioambiente que genere recursos para los ecuatorianos.

GERSON ALMEIDA

ECUADOR UNIDO 4

“Explotación minera, si; pero respetando al ecosistema”

MINERGÍA llamó en múltiples ocasiones a su número telefónico e insistió a través de mensajes de Whatsapp sin obtener respuesta. En entrevista para Diario El Telégrafo, el candidato señaló que, en caso de llegar a Carondelet, va a conservar los recursos para la próxima generación. “Esto quiere decir que estamos de acuerdo en que se haga, por ejemplo, una explotación minera pero respetando al ecosistema, es decir un concepto de desarrollo sustentable y sostenible. Es necesario que el Ecuador tenga una política de Estado cuando hay algunos recursos que están siendo amenazados. El agua, los recursos naturales, etc., tienen que ser aprovechados como un concepto de sostenibilidad y esta sostenibilidad estar de acuerdo con lo que decía hace un momento del derecho de la vida y de los que vienen atrás, es decir, que el Estado sea el promotor y garantizador de la conservación de todos los recursos naturales, sobre todo desarrollo sostenible y sustentable.

GIOVANNI ANDRADE

UNIÓN ECUATORIANA 19

“Tenemos que hacer una minería planetaria”

El candidato obtuvo luz verde para participar en las elecciones al cierre de esta edición. Por ello, no pudo ser contactado por MINERGÍA. Sin embargo, en sus intervenciones públicas ha resaltado el papel de la minería en la recuperación económica del país. “Uno de los proyectos clave está en el sector al cual me debo: la minería. No podemos dejar que salgan los concentrados de cobre, sino que debemos poner un valor agregado para ese cobre, poner una inversión, hacer una fábrica, hacer alambre, hacer llaves y, a través de esa inversión, a través de eso, generamos más empleo para el Ecuador. Tenemos que hacer una minería planetaria. Es la conjugación del proyecto minero con las comunidades, con el medioambiente y el mundo. ¿Qué pasa cuando tengo un proyecto minero a gran escala y es a cielo abierto? Aquí en Ecuador no po- demos hacerlo. En otros países, como Chile, pueden hacerlo porque tienen desierto. En nuestro país no, porque la vegetación y la fauna tenemos que cuidarlas; por lo tanto, el proyecto minero tiene que ser una bocamina de no más de 100 metros, abierta donde entre la gente, trabaje, saque el producto de la mina y se lleve totalmente a un lado diferente, donde está la planta de procesamiento, la planta de beneficios y esta planta de beneficios, que es dada por el Estado, cuide al medioambiente”, dijo para Diario El Comercio

ANDRES ARAUZ

“La minería inversa es visionaria”

Pese a una serie de pedidos, tanto telefónicos como por Whatsapp, los encargados de la agenda del candidato aseguraron que las respuestas podrían estar listas en una semana, posterior a la publicación de esta edición. Al mismo tiempo, el candidato, por diferentes medios de comunicación, señaló que en su Gobierno impulsará la minería inversa. “Es una política extremadamente visionaria del Siglo XXI. Vamos a juntar 30, 35 celulares viejos y, a partir de ahí, extraer los minerales, el oro. Vamos a ver cómo podemos obtener de los celulares viejos ese oro para no tener una explotación de las minas y sacar la tierra de nuestro país. Así que tenemos muchas alternativas para el Ecuador. Queremos avanzar también en el ámbito tecnológico para no depender de los recursos naturales sino depender de nuestro intelecto, de nuestra capacidad de interacción. Esta minería inversa o urbana ayudaría a sustituir paulatinamente la explotación a gran escala. El esfuerzo duraría 10 o 15 años”.

GUILLERMO CELI

minería responsable”

El candidato sí atendió las llamadas y los mensajes de Whatsapp, a través de su asistente. Pese a ello, no remitió las respuestas. Poco o casi nada se ha manifestado sobre la minería. Los únicos registros que se tienen corresponden a su periodo como Asambleísta Nacional, cuando señalaba que “es necesario tener una explotación minera responsable para que sea una fuente de ingreso económico para el Ecuador”. En entrevista con Ecuavisa, en el 2016, propuso la creación de un bono de veda minera para obtener recursos ante la caída de las rentas petroleras. “Con este bono se man- tendría nuestra riqueza minera bajo tierra, porque a nivel mundial existirían unos USD 100.000 millones que las superpotencias mundiales tienen que comprar ya sea en bono de carbono o en bono de veda minera para resarcir el impacto ambiental que generan los gases de invernadero. Este bono podría generar unos 4.500 millones al país”.

PAUL CARRASCO

“Hay que titularizar la minería metálica”

Una baja de defensas en su salud, fue la razón que dio el equipo de trabajo del candidato para excusarse de no enviar sus respuestas a MINERGÍA. Su propuesta en materia minera se enfoca en una titularización de la minería metálica. “Vamos a valorar todo lo que está bajo tierra y concesionado; y aprobaremos una ley para, sin explotar, monetizarlo y que sea parte de la reserva. Que no se explote y que sirva de garantía. Necesitamos dejar de depender del petróleo y depender de los minerales. Tenemos que ir a un modelo de autonomía, que, por ejemplo, lo que produce Guayaquil, se paga en Guayaquil, se declara en Guayaquil y se invierte en Guayaquil”, señaló en entrevista para Diario Ex- preso. Como recordó Primicias, en el 2011, cuando era Prefecto del Azuay, rompió su alianza con el Gobierno Central e inició una batalla contra la minería. Presentó una demanda de inconstitucionalidad de la Ley Minera que empezaba a regir en el país. Su postura no era directamente en contra de la minería, su pedido era más bien que la competencia de entregar concesiones mineras sea de los gobiernos provinciales.

GUSTAVO LARREA

“La minería no es eje de nuestra política económica”

Vía telefónica y por Whatsapp, el candidato accedió al pedido de MINERGÍA. No obstante, tras el diálogo no se pudo volver a obtener respuesta de su parte. En entrevista con Diario El Comercio señaló que la minería “no será el eje de nuestra política económica. Nuestro eje será la producción agrícola, agroindustrial, pesquera y acuacultura, porque además generan empleo en todos los cantones del país. Revisaremos los contratos mineros. Los que sí la cumplan seguirán, pero no serán el eje de nuestra política económica. Somos contrarios a la minería en fuentes de agua, parques nacionales y áreas de reserva”.

CESAR MONTUFAR

“La renta se manejará por fuera del PGE”

Aunque inicialmente el candidato atendió el pedido, su equipo de trabajo aseguró que la gira que realizaba por el país en bicicleta le imposibilitaba contestar las preguntas. En entrevista con Diario El Telégrafo dejó entrever su posición respecto a la industria. “La renta producida por la explotación minera se manejará por fuera del Presupuesto General del Estado (PGE), como un fondo de ahorro e inversión, para el financiamiento de proyectos de Salud y Educación y regulará la mine- ría con condiciones de asistencia técnica y financiera”.

ISIDRO ROMERO

El equipo de trabajo del candidato señaló que, aun- que tuvo conocimiento del pedido, no había recibido respuesta. En Primicias, adelantó que en su gobierno transparentará las condiciones contractuales de la operatividad minera para lograr beneficios mutuos entre Estado e inversores. “Impulsaremos desde el Estado la compra de oro no monetario a pequeños que tuvo conocimiento del pedido, no había recibido respuesta. En Primicias, adelantó que en su gobierno transparentará las condiciones contractuales de la operatividad minera para lograr beneficios mutuos entre Estado e inversores. “Impulsaremos desde el Estado la compra de oro no monetario a pequeños

productores legales, con licencia de la Agencia de Regulación y Control Minero, a precio de mercado internacional. Crearemos Alianzas Público Privadas que impulsen principios de responsabilidad social, a través de procesos de capacitación de mano de obra local, para generar ejemplo de buenas prácticas de manejo social, ambiental, laboral y tributario”.

YAKU PEREZ

No respondió ninguna de las llamadas y mensajes, ni de forma personal ni de su grupo de trabajo cercano.

CARLOS SAGNAY

A pesar de responder las llamadas y los mensajes de Whatsapp, finalmente no se pronunció.