Sunday, June 16, 2019
Home > Informes > La turbina que limpiará los mares y ríos de plástico es ‘Made in Ecuador’

La turbina que limpiará los mares y ríos de plástico es ‘Made in Ecuador’

La turbina que limpiará los mares y ríos de plástico es ‘Made in Ecuador’

La revista MIT Technology Review declaró al ecuatoriano Inty Gronneberg como el inventor del año. Este padre de una hija sueña con regresar de Inglaterra a Ecuador para apoyar a otros emprendedores.

La curiosidad por saber cómo funcionan los aparatos electrónicos y mecánicos le acompañó a Inty Andrés Gronneberg Ipiales desde su niñez. A partir de los siete años le gustaba desarmar los juguetes, como los carros a control remoto, para entender la ‘magia’ que les permitía moverse sin tener cables. Esos fueron los primeros pasos del ingeniero ecuatoriano, de 34 años, que en diciembre del 2018, fue declarado inventor del año por la revista MIT Technology Review. Su emprendimiento dio la vuelta al mundo luego que presentó unas turbinas capaces de recolectar el plástico que contamina los ríos y mares.

El científico comenta que su nombre Inty, que significa Sol en kichwa, lo escogió su padre Jorgen Gronneberg, de nacionalidad Noruega, como muestra del interés y respeto por la cultura Latinoamericana. Su progenitor, ingeniero meteorológico de profesión, llegó a Ecuador en 1982 para trabajar en el proyecto hidroeléctrico Agoyán, situado en la provincia de Tungurahua. Su madre, la ecuatoriana María Feliza Ipiales falleció hace 14 años. El científico tiene dos hermanos.

La vida de Inty Gronneberg ha estado sujeta a continuos cambios. Aunque nació en la ciudad de Ibarra, provincia de Imbabura, se siente quiteño. En la capital del Ecuador pasó la mayor parte de su vida. Estudió en la Escuela Alfonso del Hierro. Se graduó de bachiller en el Colegio Central Técnico. Finalmente obtuvo el título de ingeniero mecánico en la Escuela Politécnica del Ejército (ESPE). Luego laboró ocho años en varias empresas del Ecuador, entre ellas Toyota y General Motors. Se especializó en el mejoramiento de procesos. Sin embargo, decidió continuar sus estudios para resolver un problema que afecta al país: la falta de empleo. Desde hace cinco años es becario en el Reino Unido. Cursó una maestría en Ingeniería Mecánica y Manufactura en la Universidad de Greenwich y ahora se encuentra a punto de obtener un PhD en Ingeniería de Diseño, en el Imperial College London. Su invento es parte de los estudios académicos que realiza. Hace dos años el ecuatoriano creó la empresa Ichthion (antes Remora Marine), que desarrolla varios tipos de turbinas capaces de filtrar y recoger plásticos de distintos tamaños presentes en las aguas fluviales para evitar que acaben en los océanos.

“Su propuesta es que a diferencia de un filtro pasivo, el diseño de Ichthion extraen energía del flujo de agua que pasa a través de una turbina. Es esta energía la que se utiliza para extraer los restos plásticos de los filtros y acumularlos”, se detalla en la revista MIT Technology Review. Ahora el retirar el flujo incontrolado de polietileno que poluciona las aguas se ha convertido en su meta. Según datos de MIT Technology, la humanidad ha producido aproximadamente 8,3 billones de toneladas de plástico hasta la actualidad, aunque solo el 9% ha sido reciclado. Mientras tanto, se estima que 150 millones de toneladas de este material han contaminado los ecosistemas oceánicos, y otros 12 millones de toneladas ingresan al ambiente marino por año. Es por ello que el invento de Gronneberg, que tiene capacidad para recolectar de los ríos hasta 80 toneladas de plásticos cada día, se presenta como la mejor alternativa para el planeta

Inty Gronneberg explica que en Inglaterra cuando uno crea o patenta un invento debe estar necesariamente atado a la generación de empleo. Y su empresa le sirve para demostrar que eso es posible. La meta de Gronneberg es regresar a Ecuador y apoyar a otros emprendedores interesados en crear tecnología para genera más fuentes de trabajo.

TOMADO DE EL COMERCIO