Tuesday, October 22, 2019
Home > Noticias > Las regalías anticipadas cambian el rostro de las comunidades

Las regalías anticipadas cambian el rostro de las comunidades

Las regalías anticipadas cambian el rostro de las comunidades

Unas 150 obras de vialidad, saneamiento ambiental, apoyo productivo, desarrollo social, educación, electrificación, salud, turismo, desarrollo urbano y comunidades del milenio se han ejecutado con el dinero entregado por las compañías.

Siete cantones de Zamora Chinchipe y uno de Morona Santiago se beneficiaron con obras financiadas con las regalías anticipadas, entregadas por las mineras Ecuacorriente (Ecsa) y Lundin Gold, concesionarios de los proyectos Mirador y Fruta del Norte, respectivamente. Ambas empresas cancelaron USD 150 millones por ese concepto.

De acuerdo con el artículo 93 de la Ley de Minería, el 60% del total (USD 90 millones) se destinó para proyectos de inversión social. Estas deben destinarse a cubrir las necesidades básicas insatisfechas y el desarrollo territorial y productivo. El 40% restante fue al Gobierno central. Es decir, USD 60 millones. Por regalías anticipadas, Lundin Gold entregó USD 65 millones y el último pago lo efectuó en diciembre de 2018. En cambio, Ecuacorriente depositó USD 85 millones y se prevé que el último aporte de USD 15 millones se concrete durante el próximo mes.

Según el viceministro de Minas, Fernando Benalcázar, la normativa establece que las inversiones financiadas con las regalías deberán ser canalizadas mediante el Banco de Desarrollo. Pero si la explotación minera se realiza en la Amazonía, los recursos correspondientes a ese 60% financiarán el Fondo Común para la Circunscripción Territorial Amazónica. Antes de la creación de la Secretaría Técnica de la Amazonía, en octubre del 2018, la cual maneja el Fondo, las regalías se canalizaban a través de Ecuador Estratégico.

De acuerdo con información de esta empresa pública, con esos recursos se ejecutaron 149 proyectos de vialidad, saneamiento ambiental, apoyo productivo, desarrollo social, educación, electrificación, salud, turismo, desarrollo urbano y comunidades del milenio. Son obras para 23 parroquias de los cantones Centinela del Cóndor, Nangaritza, Paquisha, Yacuambi, Yanzatza, Zamora y El Pangui (Zamora Chinchipe) y una del cantón Gualaquiza (Morona Santiago).

El Pangui es uno de los más beneficiados. En esa jurisdicción se construyó la Unidad Educativa del Milenio Arutam, que alberga a 1 243 estudiantes y 57 docentes. También, se pavimentaron tres kilómetros de calles del centro urbano, Adicionalmente, se levantó un centro de salud tipo B, que atiende a 100 pacientes al día. En el caso de la Unidad del Milenio, inaugurada en agosto del 2015, todavía no ha sido entregada al Ministerio de Educación y registra problemas de filtraciones por las cubiertas y fisuras. Hay un litigio legal y una intervención de la Contraloría. Por eso, no podemos gestionar las reparaciones, señaló el director del centro educativo, Robert Avilés. “Con las lluvias constantes, los alumnos son trasladados de un aula a otra para protegerlos”. En las parroquias Tundayme, Pachicutza y El Guismi, en el cantón El Pangui, se pavimentaron calles y se tendieron redes eléctricas.

En Tundayme recién culminó la construcción del parque central y el asfaltado de la avenida del Ejército. Según el director de Planificación de la Municipalidad, Gerardo Armijos, no tuvieron participación en la definición de las obras ni conocieron las inversiones. Él aseguró que las zonas de influencia de los proyectos mineros aún tienen necesidades insatisfechas. A más de los 149 proyectos canalizados por la empresa pública Ecuador Estratégico, las regalías anticipadas permiten financiar un proyecto de agua potable y alcantarillado para la parroquia Los Encuentros (cantón Yanzatza). El financiamiento se firmó en diciembre pasado con el Banco de Desarrollo y beneficiará a 15.882 habitantes. Con ello, suman 150 obras en total.

El viceministro Benalcázar aclaró que solo se cobra regalías cuando los proyectos están en la fase de explotación. “Las comunidades tienen la expectativa de que, al ver llegar a un geólogo, ya se produce y se generan pagos”. Pero reconoció que al Gobierno le falta informar de dónde llegan los recursos porque las comunidades piensan que la minería no ha aportado en sus regiones. Él dijo que solo Fruta del Norte y Mirador entregan regalías anticipadas porque así lo establecen sus contratos. Ahora que comiencen la explotación seguirán haciendo los pagos de acuerdo con lo acordado. “La administración anterior fue capaz de negociar regalías anticipadas, que es muy difícil de conseguir. No es común tener esas ventajas. Eso ha creado un antecedente bueno para los próximos procesos de negociación”.

Para Fruta del Norte se fijó una regalía del 5%, que es calculada sobre el ingreso neto considerando el precio internacional del mineral principal. En cambio, para Mirador se estableció en función del precio del cobre y el aporte oscila entre el 6% y 8%. Según el presidente de Lundin Gold, Ron Hochstein, el pago de regalías anticipadas es positivo porque las comunidades accedieron a beneficios. Destacó que adicionalmente han invertido otros recursos en programas y proyectos de fortalecimiento agrícola y ganadero, diversificación económica, emprendimientos, educación y capacitación. La minera Ecuacorriente, por su parte, ha destinado entre el 2010 y el año pasado otros USD 4,76 millones para proyectos sociales en el área de influencia del proyecto Mirador. Para el 2019 se prevé un aporte mayor al del 2018, que fue de 1,73 millones.

Tomado de El Comercio