Sunday, June 16, 2019
Home > Opinión > Ser minero es ser responsable

Ser minero es ser responsable

Ser minero es ser responsable

No empezó bien el año para la minería mundial. La tragedia ocurrida en el Estado de Minas Gerais, en Brasil, empañó la imagen de la industria de forma dantesca y estremecedora. El mayor desastre ambiental de la historia brasileña, que dejó como saldo decenas de muertos y desaparecidos, provocó que desde varios sectores de la sociedad volviera a señalarse a los mineros como un grupo de irresponsables, sin escrúpulos. No importa quién haya sido, ni dónde haya ocurrido. Cuando algo así sucede, por unos, pagan todos.

Revertir en las personas el imaginario de la minería como actividad irresponsable demanda ingentes cantidades de esfuerzo, inversiones, desarrollo y tiempo. ¡Mucho tiempo! Porque cada acción encaminada a enseñar a la gente que una minería responsable sí es posible, se va al tacho de la basura cuando ocurren tragedias como las ocurridas en Brumandinho. ¿Accidente, falla humana o falta de control? Da igual. Mientras las investigaciones siguen su curso, la comunidad, en su mayoría, emite su veredicto: “La minería es mala”.

No empezó bien el año. No. Las investigaciones sobre los efectos de la minería ilegal proliferaron en estas primeras semanas del 2019. Sendos informes dan cuenta de los efectos nefastos sobre de esta práctica y los endebles controles para evitarlos. Kilómetros de selvas destruidas, ríos contaminados, trabajo precarizado, violencia y varios otros problemas sociales giran en torno a esta forma ilícita de explotar minerales a cualquier precio. Y Ecuador no es ajeno a este mal. La fiebre del oro atrae y destruye. Pasó en Zaruma. Se repite en Buenos Aires, Urcuquí.

La minería responsable tiene enormes desafíos que sortear. Durante años, la industria se ha esforzado en desarrollar estándares altísimos de calidad en sus procesos, ese es su mejor activo y su mejor carta de presentación ante comunidades que aún son escépticas. La comunicación y la transparencia son herramientas vitales para la meta de revertir esa imagen negativa. Ser minero es ser responsable.