Tuesday, October 17, 2017
Home > Energía > Ecología

Ecología

“No podemos dominar a la naturaleza sino obedeciéndola”, proclamó en su Novum Organum

el filósofo y escritor inglés Francis Bacon (1561-1626). En 1972, la Organización de las

Naciones Unidas (ONU) proclamó que el hombre tiene la obligación de proteger y mejorar el

medio ambiente para las generaciones presentes y futuras.

— — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — —

* Curiosidades sobre la Tierra

Según coincidentes lecturas, la palabra Tierra (nombre del planeta) como tal procede del latín

terra, una deidad equivalente a Gea, diosa griega de la feminidad y la fecundidad. Es un

planeta del sistema solar que gira alrededor de su estrella, el Sol. Los científicos afirman que se

formó hace aproximadamente 4.550 millones de años y que la vida surgió aproximadamente

mil años después. La palabra terra o ‘ters’, de acuerdo con su etimología latina, significa secar

y era usada inicialmente para designar tierra firme, en oposición a ‘mare’, mar. Finalmente la

expresión acabó reducida simplemente a tierra. En el caso de las lenguas no latinas, la palabra

proviene del griego ‘eraze’ (sobre el suelo). Como simple dato curioso, en inglés decimos

‘earth’, en alemán ‘erde’, en italiano y en portugués terra en francés terre.

 

* ¿Qué pasaría si la Tierra dejase de girar?

Si ocurriera algo así, el lado del planeta que quedase de frente al sol se transformaría en un

desierto con temperaturas muy elevadas. Los océanos se calentarían tanto que llenarían la

atmósfera de vapor de agua. ¿Qué ocurriría al otro lado del planeta, el que quedaría a la

sombra? La temperatura sería tan baja que inmediatamente se formaría una costra gruesa de

hielo sobre la superficie. Sin la rotación la tierra perdería la fuerza centrífuga y esto haría que

los objetos aumenten de peso. Y, definitivamente, si eso ocurriera, el planeta no resistiría

ninguna forma de vida.

 

* Para la imaginación

  • La distancia entre la Tierra y la Luna es de 384.600 kilómetros, mientras que entre la Tierra y el sol es de 149,6 millones de kilómetros.
  • Una vuelta alrededor de la tierra por sobre la línea ecuatorial tiene 39.840 kilómetros. En un ritmo de trote suave de 9,5 kilómetros por hora, una persona demoraría 175 días sin parar. Esa misma prueba en Júpiter llevaría 1.935 días o más de cinco años.