Buscar

Gestión del Agua en Fruta del Norte

Compartir

Lundin Gold aplica medidas de protección ambiental para minimizar potenciales impactos sobre los elementos: agua, aire, suelo y biodiversidad. Estas medidas de protección se desarrollan con el apoyo de expertos y se enfocan en la protección de los recursos. Para la gestión global del agua, la Compañía implementa una serie de actividades que se describen a continuación.

Control de sedimentación

En todo proyecto constructivo, el movimiento de suelos tiene el potencial de generar procesos de erosión y arrastre de sedimentos hacia los ríos y quebradas. Durante la fase constructiva de FDN, el control de la erosión fue uno de los mayores desafíos debido a las abundantes y frecuentes lluvias en la zona. Por ello, se utilizaron diversos mecanismos y estructuras para el control de la erosión y sedimentación:

Infraestructuras y métodos:

Cercas de geotextil: se colocaron en terrenos inclinados o donde existían procesos tempranos de revegetación. Permiten disminuir la velocidad del agua para que las partículas se asienten y no alcancen cuerpos de agua cercanos.

Mantas de coco (mallas): se colocaron en los taludes para reducir la erosión provocada por la lluvia y para estabilizar el suelo.

Represas corta-corriente: son canales transversales al talud que forman pequeñas represas de roca y tienen dos funciones: permiten que las partículas de sedimentos se asienten antes de llegar a los cuerpos de agua; y, evitan la formación de grandes corrientes de agua reduciendo el riesgo de erosión hídrica.

Canales revestidos para agua no contactada: su función es colectar el agua proveniente de la escorrentía (que escurre después de la lluvia) antes de llegar a una infraestructura operativa, y desviarla para evitar el contacto con las partículas de suelo expuesto.

Hidrosiembra y revegetación: son métodos que contribuyen al control de la erosión hídrica mediante la siembra de cobertura vegetal nativa de rápido crecimiento. Se utiliza una solución de semillas nativas y sustrato, que se esparce a presión sobre la superficie a revegetar para lograr un proceso más eficiente que la tradicional siembra de semillas secas.

Gestión de efluentes

Durante la operación de la mina FDN se gestionan los siguientes tipos de efluentes de acuerdo con sus características: agua no contactada, agua contactada y aguas residuales.

El agua no contactada se denomina así ya que es interceptada en canales y sumideros antes de que tenga contacto con el área de las actividades mineras. Esto le permite mantener sus características originales, por lo que puede ser conducida directamente a cuerpos de agua naturales.

El agua contactada es 1) el agua lluvia o de escorrentía que ha tenido contacto con instalaciones, infraestructura, equipos y materiales relacionados con las actividades mineras y, 2) el agua subterránea que atraviesa las galerías de la mina. Estos efluentes requieren un tratamiento previo

a su descarga, por lo que son gestionados en el sistema de piscinas y en la planta de tratamiento de agua industrial de FDN.

El agua residual es la resultante del uso y consumo de agua potable en actividades domésticas, así como aquella usada en el procesamiento del mineral. Este tipo de efluente es conducido a los sistemas de tratamiento de agua en FDN.

Sistemas de gestión del agua

Toda el agua que se usa en FDN es gestionada dependiendo de su origen. FDN cuenta con 5 tipos de sistemas para la gestión de los efluentes: conducción (canales y sumideros), potabilización, tratamiento de aguas negras y grises, piscinas de gestión y tratamiento de aguas industriales.

Conducción: gestión del agua que no ha sido contactada y que permanece en su estado natural.

Esta agua se direcciona hacia fuentes naturales de agua a través de una serie de canales de desvío.

Sistema de potabilización del agua: el proceso de potabilización del agua para uso humano se realiza con la ayuda de diversos tipos de filtros que retienen las partículas y eliminan compuestos que podrían causar color u olor en el agua. Como paso final, el agua se desinfecta mediante la acción combinada de cloro en solución y luz ultravioleta. Este sistema está compuesto por cuatro plantas de tratamiento que abastecen oficinas, dormitorios, cocina, baños y lavanderías en el campamento Las Peñas.

Sistema de tratamiento de aguas negras y grises: en este sistema, las aguas residuales de la cocina, campamento y áreas de oficina son tratadas en plantas de tratamiento con lodos activados (microorganismos) y aireación prolongada que depuran el agua.

Sistema de piscinas de gestión y de tratamiento de agua industrial:  está compuesto por una serie de piscinas que colectan el agua contactada de las actividades mineras, en donde, el efecto de la gravedad permite que las partículas más pesadas se depositen en el fondo. El agua que sale de estas piscinas se bombea a una piscina común, que también recibe el agua de la planta de procesos. En este lugar, se repite el proceso de sedimentación de partículas y luego el agua se bombea a la planta de tratamiento principal de agua industrial, donde se lleva a cabo un proceso físico químico para reducir la concentración de sólidos y metales. El agua tratada recircula para su reúso en el procesamiento del mineral o para su descarga al ambiente en cumplimiento de los límites permisibles establecidos en la normativa vigente.

Autorizaciones del uso de agua y programa de monitoreo

Lundin Gold cuenta con las debidas autorizaciones de uso de agua otorgadas por la autoridad competente para todas sus operaciones.

De acuerdo con lo establecido en el Plan de Manejo Ambiental (PMA) se realizan análisis diarios, mensuales y trimestrales de la calidad del agua a través de un laboratorio interno en FDN, así como en el laboratorio acreditado Gruentec Cía. Ltda. El propósito del monitoreo es verificar el cumplimiento de los estándares de la calidad del agua establecidos en la normativa nacional vigente y con estándares internacionales con los que la Compañía se compromete a cumplir.