Buscar

‘Ni el Municipio de Cuenca ni Etapa pueden hacer nada’

Compartir

El director Ejecutivo de la Cámara de Industrias de Cuenca, Andrés Robalino, es tajante con el manejo político de la consulta popular en contra de la minería. Para el representante gremial, la ley no es retroactiva y las operaciones deben seguir.

ANDRÉS ROBALINO

Economista, por la Universidad del Azuay

Presidente del Concejo Consultivo de la Calidad

Presidente del Directorio de la Corporación Formados

¿Qué viene ahora para la industria minera en Cuenca tras la consulta minera?

Estábamos conscientes de lo que se venía. Pero también estábamos conscientes que en muchos países en donde se han realizado estas consultas, la respuesta de la ciudadanía siempre es contraria a la pregunta que los políticos les hacen. Evidentemente es un tema político. La consulta no soluciona nada. La Corte Constitucional dejó claro que la ley no es retroactiva, es decir, las concesiones que están en las dos zonas específicas sobre las que se realizó las consultas (Río Blanco y Loma Larga) fueron entregadas a las empresas hace algunos años. La concesión incluye exploración, explotación y comercialización, no solamente es exploración o no solamente de exploración y explotación, sino son las tres fases. La Corte lo dejó muy claro en el texto que fue entregado al Alcalde de Cuenca, pero, obviamente, con esa habilidad que tienen los políticos le dieron la vuelta públicamente y creen que podrán parar procesos que ya están dados hace muchos años.

Con los resultados, ¿la Alcaldía pudiera arrogarse derechos y aplicar la prohibición?

Hay instancias superiores como el Ministerio de Recursos Naturales No Renovables y el Ministerio de Ambiente que aprueban concesiones y entregan licencias ambientales. Ni el Municipio de Cuenca ni Etapa son instituciones que regulen la minería en el país o en su zona de impacto. No pueden hacer nada porque las condiciones están dadas. Al no ser una ley retroactiva, se tendrá que culminar las concesiones.

¿Por qué si las condiciones están claras, el Alcalde de Cuenca insistió con la consulta?

Es un manejo eminentemente político. Si su convicción es estar en contra de la minería, por qué no enfrentan a la actividad extractiva ilegal, que es la que verdaderamente contamina, genera impacto social y no brinda un beneficio económico al país.

¿Qué expectativa tiene el cambio de Gobierno para la minería en Cuenca?

De los dos candidatos, Guillermo Lasso apoyó la consulta Popular en Cuenca, lo que quiere decir que tiene la misma visión de la inseguridad jurídica; asombra, pero es así. Mientras que, por el lado de Andrés Arauz, la apertura al sector minero más bien ha sido bastante directa. Con esto no digo que se vote por uno u otro, pero realmente sí preocupa que un candidato que es, justamente, de la parte liberal, de derecha, de empresa, se una a una consulta popular, sin ni siquiera hablar con el sector minero, que puede ser tan importante para el país.