Buscar

Barbasco, ¿una segunda Fruta del Norte?

Compartir

Lundin Gold tiene grandes expectativas sobre las perforaciones que realiza en la concesión Emperador, en Zamora Chinchipe. La empresa ecuatoriana Romandrill se encarga de los trabajos, con 67 personas.

El resto del 2021 será clave para la perforación que realiza Lundin Gold en dos objetivos: Barbasco y Puente Princesa. Según la compañía, los trabajos durarán varios meses más y, basado en los resultados que se obtengan, se determinará si el objetivo cuenta con las características necesarias esperadas para continuar y posiblemente expandir el programa de perforación.

La compañía ha sido optimista de que se trate de un depósito similar a Fruta del Norte. Son palabras mayores. De ser así, ¿qué significaría para la empresa y para el Ecuador? Los ejecutivos de la firma creen que, aunque el proceso desde la perforación de un objetivo hasta el descubrimiento y desarrollo de un depósito económico es largo e incierto, el potencial geológico en el Ecuador es enorme.

“Un descubrimiento de estas características significaría nuevas oportunidades de inversión extranjera para el país en un sector que contribuye significativamente a la economía ahora que existen dos minas a gran escala en operaciones. Es fundamental el desarrollo de una industria minera responsable en todas las fases del ciclo minero y continuaremos trabajando para transformar este recurso natural en una fuente de desarrollo sostenible para el país”.

En estas primeras semanas, conforme avanza el proceso de perforación, se ha obtenido información geológica estructural del subsuelo, lo que se interpretará posteriormente para un mejor conocimiento de cómo se presentan las unidades geológicas en profundidad. Las muestras de los testigos de perforación han sido enviadas al laboratorio para su respectivo análisis geoquímico. Una vez que se obtengan los resultados de todo el programa de perforación, se realizará la interpretación geoquímica para obtener información de la existencia o no del mineral a profundidad y su comportamiento. ¿Qué indicios había de la posible existencia de un yacimiento?

Para iniciar la perforación se realizaron estudios geológicos, análisis geoquímicos y un estudio geofísico ZTEM (resistividad o comportamiento de un material frente a corrientes eléctricas) que definieron que Barbasco cuenta con elementos indicadores epitermales de arsénico y antimonio en muestras de suelo y roca.

La anomalía tiene una orientación y posición estructural similar a la de Fruta del Norte, por lo que la compañía cree que existe un gran potencial minero a futuro. Su geoquímica, alteración y geología se ajustan al modelo de exploración de la cuenca del Suárez que condujo al descubrimiento de Fruta del Norte en el 2006. A través de las perforaciones se busca probar la presencia de un sistema epitermal de oro-plata enterrado bajo los conglomerados de la cuenca.

Los trabajos que se desarrollan actualmente en la zona se rigen bajo el principio fundamental de “Cuidado del Ambiente” de la minera, explicaron, el cual fomenta una cultura de protección y respeto al entorno. Aunque las actividades en esta etapa de exploración tienen una pequeña huella ambiental, el proyecto cuenta con un Plan de Manejo Ambiental (PMA) que establece medidas de prevención, mitigación y control de cualquier impacto que se pueda generar durante las operaciones.

Como parte de las medidas de prevención se han incorporado aditivos biodegradables en las actividades de exploración para evitar la alteración de las condiciones naturales de la zona, junto con un sistema de recirculación de agua y tratamiento de lodos de perforación. El PMA establece entre otras medidas: capacitación, educación y entrenamiento ambiental para el personal y contratistas, manejo de desechos desde su clasificación en la fuente hasta su disposición final, así como, el rescate biótico antes y durante el desbroce para conservación de la flora y fauna. De igual manera, durante el movimiento de tierras (en sectores estrictamente necesarios), se ejecutan actividades de prospección, rescate (de ser necesario) y monitoreo para salvaguardar posibles vestigios arqueológicos. La gestión ambiental incluye también medidas de monitoreo ambiental permanente de los componentes agua, suelo, aire, ruido y biótico, planes de información, contingencias y un plan de abandono y cierre para rehabilitar las áreas que han sido intervenidas en el proyecto y garantizar la funcionalidad de los ecosistemas.

Barbasco es el objetivo de mayor prioridad de Lundin Gold y se encuentra en la concesión Emperador de su propiedad. Recibió el permiso de exploración en septiembre del 2020. El objetivo está ubicado aproximadamente a siete kilómetros al sur de la mina de oro Fruta del Norte. El nombre de Barbasco es debe al sector en el cual se encuentra la anomalía geológica de interés. En este lugar cruza la quebrada de nombre “Barbasco”. El nombre “Puente-Princesa” se debe a que en el sitio existía un puente colgante para cruzar el río y esta área forma parte de la concesión cuyo nombre anterior era “Princesa” que actualmente forma parte de la concesión Emperador.

La empresa contratista que está llevando a cabo el proceso de perforación en Barbasco es la empresa ecuatoriana Romandrill Cia. Ltda. En total, son 67 personas entre técnicos y trabajadores quienes se encargan de las obras. El equipo de exploración de Lundin Gold está conformado por 37 personas ente geólogos, técnicos en salud y seguridad industrial, ambientalistas y obreros.