producción minera cascabel mirador proyectos mineros Ecuador

Dos proyectos apuntan hacia una mayor producción minera para el país

Mirador y Cascabel aceitan sus procesos para permitir al Ecuador sumar más valor a una industria que ya es una de las principales fuentes de ingresos para su economía.

En medio de la incertidumbre por la que camina la industria minera ecuatoriana, dos buenas noticias llegaron en las últimas semanas. La primera, la firma del acta final de negociaciones, previa a la suscripción del contrato de explotación minero del proyecto Cascabel, operado por la compañía minera SolGold PLC. Según lo dio a conocer el Ministerio de Energía y Minas, los equipos de negociación conformados tanto por funcionarios estatales como personal de SolGold, han mantenido arduas reuniones de trabajo donde se establecieron los acuerdos que serán incluidos en el Contrato de Explotación Minera del proyecto Cascabel.

La firma del acta de negociación precontractual permitirá continuar con el proceso tendiente al cambio de fase a explotación y la consiguiente suscripción del “Contrato de Explotación Minera del proyecto Cascabel”.

En un acto público, el ministro de Energía y Minas, Fernando Santos, el viceministro de Minas, Juan José Espinosa y del director Ejecutivo de SolGold en Ecuador, Scott Caldwell, certificaron este acuerdo. La máxima autoridad de la cartera de Estado señaló que: “El paso a la fase de producción de la mina Cascabel significa un posicionamiento del Ecuador como un importante productor y exportador de cobre. Es un privilegio contar con un socio de tanta solvencia técnica y prestigio como SoldGold, para el desarrollo de este proyecto”.

Ubicado en Imbabura, cuenta con importantes reservas de cobre, oro y plata, que podrían convertirlo en el proyecto de minería metálica a gran escala más grande de Ecuador.

MIRADOR

La segunda buena noticia tiene que ver con el desarrollo de un proyecto que ya está en producción: Mirador. El ministro de Energía y Minas, Fernando Santos, el viceministro de Minas, Juan José Espinosa, y el vicepresidente de EcuaCorriente S.A. (ECSA), Mauricio Núñez, suscribieron el acta final de negociaciones para la “Segunda Adenda Modificatoria al Contrato de Explotación Minera del proyecto Mirador”.

La máxima autoridad de la Cartera de Estado señaló que: “Ecuador pasará a ser un actor muy importante en la producción de cobre mundial, mineral esencial en la transición energética, de una manera ambiental y socialmente responsable”.

Luego de la firma de la adenda, el proyecto cuprífero Mirador, ubicado en Zamora Chinchipe, aumentará su producción de 60 000 a 140 000 toneladas diarias de material mineralizado. Se espera una inversión de USD 650 millones para la Fase II y la generación de miles de empleos directos e indirectos a futuro, además de dinamizar la economía local y nacional.

Previamente a esta firma, un equipo interinstitucional y multidisciplinario estatal y de la empresa ECSA, sostuvieron largas e intensas reuniones de negociación para la elaboración del documento. Posterior a esta suscripción, se esperará el dictamen de sostenibilidad fiscal por parte del Ministerio de Economía y Finanzas, que permitirá la firma del contrato modificatorio. En 2012, el Estado ecuatoriano y ECSA, firmaron el Contrato de Explotación Minera de Mirador. La mina inició su producción en el 2019, convirtiéndose en la primera mina a gran escala del país.

Cabe recordar, que Mirador, junto con Fruta del Norte, de Lundin Gold, son las dos operaciones mineras que en estos momentos están en plena actividad. Esto, ha llevado a que las cifras del sector cobren una previsible importancia. Según datos del Banco Central del Ecuador (BCE), entre enero y mayo del 2023, las exportaciones mineras sumaron USD 1.332,5 millones, es decir 21% más que en igual periodo del 2022.

Mientras que la recaudación tributaria, de acuerdo al Servicio de Rentas Internas (SRI), ascendió a USD 538 millones, entre enero y junio del 2023, lo que significó un crecimiento del 17% en comparación con el mismo lapso del año pasado.

Tags:
Next Post

Tras 15 años, las consecuencias del Mandato Minero están presentes