se vuelve a crear ministerio de mineria en Ecuador

¿Se vuelve a crear el Ministerio de Minería?

La ministra de Energía y Minas, Andrea Arrobo, puso en escena la posibilidad de que el 2024 se separen a las actividades de minería, electricidad e hidrocarburos y cada una tenga su propia entidad.

El pasado 4 de diciembre del 2023, durante su comparecencia ante la Comisión de Fiscalización y Control Político de la Asamblea Nacional, para explicar sobre la situación de la energía en el país, que ha provocado una temporada de racionamientos, anunció sobre la posibilidad que se maneja al interior del Gobierno para separar nuevamente en tres ministerios a los sectores minero, eléctrico e hidrocarburos. Según la funcionaria, la decisión de fusionar estas actividades detonó en los problemas que actualmente se viven en el país, como los apagones y la falta de inversiones.

En el 2018, el expresidente Lenín Moreno, argumentando una optimización del aparato estatal, tomó la decisión de fusionar los ministerios de Minería, Electricidad y la Secretaría de Hidrocarburos, creando el Ministerio de Energía y Recursos no Renovables. El Ministerio de Minería había estado vigente desde febrero del 2015, al volverse independiente del que hasta ese entonces se denominaba Ministerio de Recursos Naturales No Renovables.

Según los registros históricos, conforme a lo dispuesto en el Decreto Ejecutivo No. 578, emitido por el Presidente de la República el 13 de febrero del 2015, se escindió del Ministerio de Recursos Naturales No Renovables, el Viceministerio de Minas y se creó el Ministerio de Minería, mismo que definió su accionar dentro del ámbito de su competencia, en aplicación a las disposiciones que contienen la Ley de Mi`nería y sus reglamentos. La nueva entidad entró a formar parte de la tipología 4 de Sectores Estratégicos, y ejerció su rectoría a escala nacional; además, contaba con dos entidades adscritas: la Agencia de Regulación y Control Minero (Arcom) y el Instituto Nacional de Investigación Geológico, Minero Metalúrgico (Inigemm). También formaba parte del sector la Empresa Nacional Minera – ENAMI EP.

El Ministerio de Minería, acorde a su rol institucional como ente rector de la política pública minera, contaba con cinco subsecretarías a nivel zonal y cinco oficinas técnicas de acuerdo a la actividad minera en el territorio. Esta desconcentración permitía establecer un proceso más eficiente para el otorgamiento, administración y extinción de derechos mineros, así como para la coordinación y control de las actividades mineras en el territorio nacional, en conjunto con las unidades desconcentradas de la Arcom. Ambas entidades desplegaban su presencia institucional en las mismas sedes territoriales, que correspondían a las jurisdicciones en las que existía el mayor potencial para el desarrollo de la actividad minera del país.

Entre sus objetivos estratégicos se delineó el incremento de la productividad del sector minero, el aumento de la eficiencia en la aplicación de políticas públicas para el desarrollo de las actividades mineras, el impulso a relaciones armoniosas, mejorar el manejo ambiental y promover la inclusión de los actores mineros en el territorio nacional y el incremento de los niveles de gestión y modernización del sector minero en la investigación, desarrollo tecnológico y transferencia de conocimientos.

Tags:
Next Post

El destino de la minería ecuatoriana está en sus manos